Mibong: el sudeste asiático en la Condesa.

Por Liliana Muñeton
@lucha_maranon

Una de las razones por las qué estoy infatuada con el DF, mi ciudad natal, es la amplia variedad de cocinas de diferentes partes del globo de la que podemos echar mano los capitalinos. No siempre fue así. El interés por las culturas de otros lugares del planeta es una moda reciente. Hasta hace 15 años, sólo se podían encontrar restaurantes chinos (en abundancia y hasta de diferentes subtipos), sobrevalorados y sobrepreciados restaurantes franceses, los clásicos italianos y argentinos y alguno que otro restaurante japonés esparcido por la ciudad.

Actualmente tenemos más opciones: comida alemana, inglesa, peruana, griega y hasta africana…pero, por alguna causa los restaurantes de comida tailandesa tan socorridos por el “gringo” flojo que pide take out, no habían pegado en México o más bien, nadie se había atrevido a montar un local de comida thai hasta hace algunos años.

Mibong fue de los pioneros hace 14 años, y se aventaron también con la cocina  vietamita y malaya. Este pequeño restaurant en la Condesa, no sólo ofrece una propuesta gastronómica, sino también de concepto, al representar una especie de diner o merendero kitsch-moderno e incluyendo por supuesto, detalles asiáticos como peceras, lámparas de papel, espejos hexagonales etc.

Local 1
Vista del local. (Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)

En cuanto a la comida la oferta es amplia. Entradas, ensaladas, sopas y platos fuertes de Vietnam, Tailandia y Malasia, clasificados por nivel de picor. Además cuenta con una carta de postres, que es pequeña pero adecuada. En la mesa, se observan diversos condimentos asiáticos como sriracha, y salsa de soya. Además, como botana sirven frituras de arroz y diversas salsas para acompañarlos. Recomiendo la de pescado y la de cacahuate.

Frituras de arroz y diferentes salsas como acompañante. (Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)
Frituras de arroz y diferentes salsas como acompañante.
(Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)
Bahn pho
Bahn Pho. (Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)

En ésta, mi primera visita de muchas por venir, decidí pedir platillos de Tailandia. Para empezar pedí la sopa Bahn Pho, una sopa clara que consta de un delicioso y perfumado caldito con notas de jengibre y anís, en el que vienen sumergidos fideos de arroz, cebollín y delgadas lajas de res, apenas cocidas por el mismo caldo hirviendo. Se incluyen aparte germen de soya y hojas de menta para complementar el plato al gusto del comensal.

Bahn Pho. (Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)
Bahn Pho.
(Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)
Pad Med Mamuang. (Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)
Pad Med Mamuang.
(Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015

Todos los platos fuertes tienen la opción de elegir entre diferentes proteínas (pollo, res, cerdo, pescado o camarones) y para los vegetarianos mezcla de verduras o tofu. Para continuar, ordené el Pad Med Mamuang y elegí el pollo como proteína. El Pad Med consta de una deliciosa salsa agripicante oscura que acompaña a la proteína junto con cebollas de cambray y nueces de la india. Se puede elegir como guarnición arroz jazmín o fideos. Yo elegí el arroz. Las guarniciones equilibran los intensos sabores de los guisos.

Las bebidas merecen párrafo y mención aparte. Preparan diversas recetas según la temporada y disponibilidad de la materia prima. Durante mi visita, pude disfrutar de una deliciosa agua de piña con coco, que es fresca y ligera.  También pedí una limonada con jengibre. Las bebidas son refrescantes y nada empalagosas, por lo que maridan bien con los intensos sabores de los platillos.

Agua de piña y coco. (Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)
Agua de piña y coco.
(Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)

Para cerrar, pedí la tarta de té verde. Dicha tarta consta de una costra de galletas dulces, rellena de un mousse de té verde con un discreto toque ácido y hojas de menta fresca por encima, que viene muy bien para redondear la comida. También cuentan con otras opciones de postres como el sticky rice, un arroz con leche de coco así como diversos panes y helados.

Tarta de té verde. (Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)
Tarta de té verde.
(Foto por: Liliana Muñetón, Ene. 2015)

Para concluir, aclaro que nunca he visitado Tailandia, Vietnam o Malasia. No soy una experta en cocina asiática y por tanto no podría hacer una comparación objetiva de la cocina nativa y lo que se sirve en Mibong. Sin embargo, puedo decir que me fuí del lugar con un grato sabor de boca y con ganas de volver pronto. Recomendaría el lugar para una cena de pareja, con amigos e incluso para botanear y “echar” algunos tragos, ya que el ambiente del restaurante y la selección musical se prestan para dichos efectos.

Mibong
Campeche 396, Colonia Condesa. Entre Atlixco y Tamaulipas.
Teléfono: 52112078 (Servicio a Domicilio)
Horario: Lun. a Dom. de 13:00 pm a 1:00am
Consumo aproximado: $200-$300
Sitio web: http://www.mibong.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s